Facebook

Almuerzo dominguero: sopa de tomate, almejas y pasta

Las preparaciones culinarias que más permanecen en nuestra memorias, son las sopas caseras. Prepare una deliciosa y soprenda a su familia con un plato muy original.

almejas y pasta recetas colombianasFoto:Gustavo Martínez
Almuerzo dominguero: sopa de tomate, almejas y pasta
5CompartidoCompartir:

Ingredientes (4 porciones)


3 cucharadas de aceite de oliva

½ taza de cebolla cabezona finamente picada

2 cucharaditas de ajo finamente picado

1 taza de rodajas de zanahoria

2 tazas de tomates conservados en sus jugos

4 y ½ tazas de caldo de pollo o de vegetales

½ taza de vino blanco

1 bouquet garni (ramillete de hierbas: perejil liso, una hoja de laurel y tomillo)

1 libra de almejas

sal y pimienta
Para la pasta salteada

½ libra (225gr) de espagueti cocinado

3 cucharadas de aceite de oliva

4 cucharadas de arveja cocinada

4 cucharadas de habichuela cortada en pedazos pequeños y cocinada

4 cucharadas de zanahoria cortada en cubos pequeños y cocinada

sal y pimienta

 

Preparación

 

1. En una olla ponga a calentar el aceite. Sofría la cebolla, el ajo y la zanahoria por cuatro minutos a fuego bajo. Añada los tomates con sus jugos, dos tazas de caldo, el vino y el ramillete de hierbas. Cocine a fuego medio hasta que se hayan evaporado 2/3 de la totalidad del líquido.

2. Retire el ramillete y licúe la mezcla hasta obtener un puré de tomate suave. Agregue el puré a la olla y vierta las otras dos tazas de caldo. Añada las almejas, la sal y la pimienta. Cocine por tres o cuatro minutos a fuego medio. Las almejas deben abrir sus conchas con el calor. Deseche las que no abrieron. Reserve.

3. Para la pasta ponga a calentar el aceite. Añada los vegetales y la pasta. Saltee hasta que los ingredientes estén integrados. Añada sal y pimienta al gusto.

4. Ponga un aro de seis centímetros de diámetro en el centro de un plato hondo. Con un tenedor enrolle la pasta entre el aro. Ponga la sopa con almejas en una jarra y vierta alrededor de la pasta con vegetales. Con unas pinzas, retire el aro y haga lo mismo con los tres platos restantes. Sirva inmediatamente.

 

¿Sabía usted que…?

Un caldo de pollo le da un sabor especial a las sopas, cremas y salsas. Consérvelo en la nevera, siguiendo estos pasos:

a) Ponga en una olla 3 libras de alas o rabadillas, 2 dientes de ajo sin pelar, 1 zanahoria cortada en pedazos, 1 cebolla cabezona y 2 clavos de olor. Entre un tallo de apio ponga 4 ramitas de tomillo, 3 ramitas de perejil y una hoja de laurel. Amarre con un cordel.

Añada este atado a la olla. Vierta agua fría hasta que cubra el pollo. Cocine por 1 y ½ horas a fuego medio. Media hora antes de finalizar la cocción, agregue 1/4 de cucharadita de semillas de pimienta.

 

b) Durante la cocción, retire la espuma que sale en la superficie del caldo. Añada más agua fría. El pollo siempre tiene que estar cubierto con líquido.
c) Ponga un limpión entre un colador. Cuele y deje enfriar. Vierta el caldo en cubetas. Métalo al congelador.

Juanita Umaña | Cromos.com.co